30 de noviembre de 2011

Ana Karenina - León Tolstoi

Cada vez que decido comenzar a contar la historia detrás de Ana Karenina, mi mente no puede ir más allá de la escena del suicidio de Ana. Llegué a ese momento harta del personaje, no de la lectura, ni de la historia, sino de Ana Karenina concretamente. Estaba hastiada de sus humores, de sus crisis y desvaríos.

La mayoría de los que nos embarcamos en este texto conocemos el final de la heroína, y yo no veía la hora de que ese momento llegara para concentrarme en los otros personajes y sacar de en medio a esta mujer esclava de la histeria.

Y el momento llegó. Ana decide acabar con su vida y lo lleva a cabo. Y ya nada más importa. Ni la desgracia ni la felicidad de cualquiera de los demás personajes que pueden haberme atraído en las páginas precedentes y que ahora han dejado de interesarme.

La tristeza y desazón de la muerte de Ana son el corolario perfecto de una historia que nos muestra cómo la hipocresía y la falsedad de la sociedad, que tiene numerosas varas de acuerdo a quien haya que medir, nos lleva, tanto como individuos y como grupo a la más terrible ignominia.

(¿quieren saber si la recomiendo? Por supuesto. Nadie debería dejar de leer
a Tolstoi)

9 comentarios:

loquemeahorro dijo...

No lo había pensado, pero creo que sí, que me ocurrió algo parecido.

En mi caso, más bien porque la comprendía muy bien, a ella y también a Bronski (después de detestarlo inicialmente).

Entendía por qué ella torpedeaba su relación, y me hacía sufrir horriblemente ver que no había salvación posible.

Y llegó un momento que quería que ya se acabara tanto sufrimiento.

Lo que sin embargo me rompió el corazón, fue el momento en que su hijo reaparece, con el corazón endurecido, "hecho un hombrecito".

mientrasleo dijo...

A mi lo que me costó decidirme fue la opinión ajena. Anda que no había oído veces el chiste de que Tolstoi se había escrito un "Tolstón". y luego el libro si que lo disfruté.
Gran blog, un saludo

Andrea dijo...

Tengo una gran deuda con este libro. Me averguenza no haberlo leído dedicándome a las letras. Debo ponerle remedio en breve. Hermoso blog, besitos!

Soledad dijo...

loque: creo que el personaje de Ana no deja indiferente, es imposible que no despierte un sentimiento extremo. Creo que todos los personajes de Tolstoi tienen esa capacidad. Gracias por la visita!!

mientrasleo: bienvenida. Muchas veces la opinión ajena es fundamental a la hora de elegir...no? Cuántas veces hemos odiado un libro que nos han recomendado como esa obra que no podemos dejar de leer? uf! muchísimas. Por suerte llegaste a Ana Karenina, yo también lo disfruté mucho, es maravilloso (a pesar del millón de páginas). Saludos!!

Andrea: gracias por pasar! Estás a tiempo, no te lo pierdas. Luego contame qué te pareció. Saludos!!

Rosalía dijo...

Pues a mí nunca me ha llamado la atención este libro, y todo el mundo me dice que no sé lo que me pierdo ... No sé, lo mismo algún día me atrevo con él.

bsos!

Alexis dijo...

Ana Karenina es uno de mis eternos pospuestos, y es que se conjugan diversos factores que no me dan tregua para darle el tiempo necesario (escuela, trabajo, etc.), pero siempre es bueno leer una opinión acerca del libro que te entuciasme para leerlo.
Espero poder empezarlo lo más pronto posible.
Acabo de encontrar tu blog y me parece de verdad muy bueno.
Saludos!

Soledad dijo...

Hola Rosalía. Es un muy buen libro, pero hay que estar predispuesto a leerlo (como a la mayoría de los escritores rusos), no es fácil, pero, al menos en mi caso, me alegro de haberlo leído. Saludos y gracias por pasar!!!

Alexis, bienvenido! También era uno de los eternos habitantes de mi lista de pendientes, por fin pude cambiarlo de lista y disfrutarlo. Saludos y gracias por pasar!!!

Vilma Santillán dijo...

Sole

Qué suerte que coincidamos también en nuestro amor y admiración por Tolstoi. Leí sus grandes obras (grandes desde lo literarrio como desde la cantidad de sus páginas)entre los 12 y 15 años, y ninguno me defraudó.

Por si no la viste, hace años han dado por TV una miniserie excelente (por libreto y reconstrucción de época así como fidelidad al libro original)de la BBC sobre Karenina. Espero que algún día la repitan, vale la pena verla otra vez...

Vilma

Soledad dijo...

Hola Vilma. Aprendí a amar a los escritores rusos en mi adolescencia, y aunque todavía tenía pendiente a Ana Karenina, otros han pasado con mucho placer por mis manos.
saludos!