20 de enero de 2010

Tokio Blues - Haruki Murakami

Watabe recuerda y ese recuerdo le duele en el alma y tiene la sensación de que su cabeza va a estallar de tanta tristeza que le provoca. Norwegian Woods de los Beatles de música ambiental en un avión es la excusa para que nuestro personaje se retroceda dieciocho años en su vida y nos cuente su historia y la de un grupo de personas que fueron parte de su vida y tiene, aún, metidas bajo la piel-. Kasuki, Naoko, Midori, Reiko, Nagasawa fueron eslabones importantes en la cadena que unió el final de su adolescencia y el principio de su juventud. Tan importantes que sin ellos jamás podría haber pasado de una etapa a otra.

Amor, dolor, amistad, felicidad, tristeza. Emociones que este joven va descubriendo a medida que la vida le va mostrando su verdadero rostro.

Murakami nos cuenta los primeros años en la universidad de un joven de provincia, que llega a Tokio con el dolor inconmensurable e inmanejable de la muerte de Kasuki su mejor amigo. El encuentro con Naoko, la novia de Kasuki y los sentimientos que despiertan entre ambos, harán que Watabe comience a ver la realidad de otra manera. Hasta que todo se desmorona y el joven no logra descubrir su lugar y hacerle frente al futuro.

Apasionante relato de Murakami –que ya me había deslumbrado con Kafka en la orilla- en el que muestra la vida de un grupo de jóvenes en Tokio y su encuentro con el mundo de los adultos, de una manera clara, precisa y atrapante, haciendo sentir en la propia piel lo que estos personajes sienten.

Definitivamente, seguiré leyendo a Murakami.

4 comentarios:

Isi dijo...

Es un libro muy bonito, a mí también me gustó mucho.
Y Kafka en la orilla!!

Verónica (peke) dijo...

El primer libro lo he leido y me esperaba bastante más, pero como siempre se dice para gustos colores...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe caliente, siempre que quieras...

Soledad dijo...

A mi me gustaron los dos, aunque son muy diferentes: “Kafka en…” es mucho más fantasioso, mezcla la realidad con hechos de fantasía (que no lo son para los protagonistas, por supuesto, ellos viven esos hechos como cosas de su cotidianeidad), en cambio “Tokio Blues” está netamente anclado en la realidad.
Saludos,

Isi dijo...

Soledad, y digo yo, ¿justo conozco tu blog cuando lo abandonas? ¿no escribes más reseñas? Es que me gustó, lo confieso, y ahora me da pena que nunca se acutalice...